vi luz y entré

acomodada en un rulo negro
mastiqué espinas
el viento indigesto
rompió el peinado

el picor de la duda
resultó resorte del ojo
y entonces vi

Concebido en por de la hebra
Comentarios (anonimos)

La esfinge ha muerto
su cuerpo fantasma no
seguimos mirando hacia adentro
buscando respuestas en el fiambre
como queriendo preguntarle a la ceniza
interrogando al testigo de Pompeya
limpiando el cuarto de huéspedes
tal vez en la tienda de repuestos
yo creo que ya no se fabrica más 

-responde el oráculo detrás del mostrador-

Concebido en por Taurodeminos
Comentarios (anonimos)

Timbó

una niña que rìe

saca del bolsillo
de su pequeña camisa
una oreja de negro
la sacude
la saborea de manos
la arroja hacia arriba.
una mujer que rìe
guarda en el bolsillo
de su gran sacón
una oreja de negro.
al tacto y en silencio
recuerda al detalle
el sonido de esos sueños
su plaza
el pàjaro
el viento.

Concebido en por de la hebra
Comentarios (anonimos)

cruzar la puerta a un paso de morir
hay una tarea, es la de abstenerse de respirar
en el sueño que se debaten
el tiempo merece continuar
                  o
el tiempo debe concluir
no hay licencias ni vidrieras
no podemos espiar  lo que no puede suceder.

Concebido en por Taurodeminos
2 Comentarios

si no nos conocemos, toda distancia es justa
acordando así que podemos negar la palabra
no hemos enraizado ningun tronco
no nos ofrendamos nada
-no pactamos un contrato de no ofensas-
podremos volver una y otra vez sobre las mismas huellas
que ese animal aun así no encontraremos  

Concebido en por Taurodeminos
Comentarios (anonimos)

no distinguía si había nacido
o si recién despertaba
mucha diferencia no encontraba
el dolor de espalda
abrir los ojos
tomar aire
estirarse
llorar
todos los días era igual

Concebido en por Taurodeminos
Comentarios (anonimos)



desde que se hilaron
desde que olvidamos
desde la mentira
hacia el importunio
hacia los otoños
hacia el silencio
desde el carajo
saludo tieso
saludo tieso

Concebido en por de la hebra
Comentarios (anonimos)

desde que  cortaron las palabras
-en seco-
el cuchillo desafilado de la mentira
me selló  la garganta hacia adentro
la hemorragia del silencio
-no paró de aturdirme-

Concebido en por Taurodeminos
Comentarios (anonimos)

Regalo gatos muertos
limpio acequias podridas
Mi padre poeta me miente
me dice que no es verdad
-pero yo lo sé-
al nacer me amputaron las ideas
me entregaron una boca grande
que no dice palabras
un estanque de imitaciones
un corazón a la deriva
no es porque tenga hambre
atragantado
simplemente que flota
leso y atormentado

Concebido en por Taurodeminos
3 Comentarios

XII
lleno de aire el bandoneòn de mis bocas y silbo errante la mustia letanìa siembro esparzo libero te imagino respirando guiado por las notas del tango llegando a mi velorio contemplando mis colores ya te escucho silbando.

Concebido en por de la hebra
1 Comentario
Yendo por aquel campo, aparecían, de pronto...

Yendo por aquel campo, aparecían, de pronto, esas extrañas
cosas. Las llamaban por allí, virtudes o espíritus. Pero, en
verdad eran la producción de seres tristes, casi inmóviles,
que nunca se salían de su lugar.
Estancias al parecer, del otro mundo, y casi eternas,
porque el viento y la lluvia las lavaban y abrillantaban, cada
vez más. Era de ver aquellas nieves, aquellas cremas,
aquellos hongos purísimos... Esos rocíos, esos huevos,
esos espejos.
Escultura, o pintura, o escritura, nunca vista, pero, fácilmente
descifrable.
Al entreleerla, venía todo el ayer, y se hacía evidente
el porvenir.
Los poetas mayores están allá, donde yo digo.

Marosa di Giorgio-De "Clavel y tenebrario" 1979
-